miércoles, 9 de octubre de 2013

Metanoia

Titulo : Metanoia 
Materiales: pintura  acrílicas sobre madera
Medidas :80 x 80 cm 
año:2013


"Metanoia quiere decir despertarse y no perderse la vida. Es vivenciar el pre­sente. Para saber esto hay un criterio: ¿Tú sufres? Es que estás dormido. Es igual que sepas muchas cosas y te de­diques a salvar a las personas. "El cie­go que guía a otro ciego" quiere decir que los dos están dormidos. Si sufres es que estás dormido. Me dirás que el dolor existe. Sí, es verdad que el dolor existe, pero no el sufrimiento. El sufri­miento no es real, sino una obra de tu mente. Si sufres es que estás dormido porque, en sí, el sufrimiento no existe, es un producto de tu sueño; y si estás dormido, verás a un Jesús dormido, que tú te has imaginado, que nada tiene que ver con el Jesús real, y eso puede ser muy peligroso.
Calderón dice: "Todo es según el co­lor del cristal con que se mira." Si es­tás dormido no serás capaz de ver más que cosas dormidas, y no te darás cuen­ta hasta que despiertes. Pasará la vida por ti sin que tú la vivas.
Si tienes problemas es que estás dor­mido. La vida no es problemática. Es el yo (la mente humana) el que crea los problemas. A ver si eres capaz de com­prender que el sufrimiento no está en la realidad, sino en ti. Por eso, en todas las religiones, se ha predicado que hay que morir al yo para volver a nacer. Éste es el verdadero bautismo que hace surgir al hombre nuevo. La realidad no hace problemas, los problemas nacen de la mente cuando estás dormido. Tú pones los problemas.
Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación." Fragmento extraído del libro "Autoliberación interior de Anthony de Mello"

El amor no duerme

acuarela sobre papel
Año:2013

"Donde hay amor no hay deseos. Y por eso no existe ningún miedo. Si amas de verdad a tu amigo, tendrías que poder decirle sinceramente: "Así, sin los cristales de los deseos, te veo como eres, y no como yo desearía que fue­ses, y así te quiero ya, sin miedo a que te escapes, a que me faltes, a que no me quieras." Porque en realidad, ¿qué deseas? ¿Amar a esa persona tal cual es, o a una imagen que no existe? En cuanto puedas desprenderte de esos deseos-apegos, podrás amar; a lo otro no se lo debe llamar amor, pues es todo lo contrario de lo que el amor significa.
El enamorarse tampoco es amor, sino desear para ti una imagen que te imaginas de una persona. Todo es un sueño, porque esa persona no existe. Por eso, en cuanto conoces la reali­dad de esa persona, como no coincide con lo que tú te imaginabas, te des­enamoras. La esencia de todo enamo­ramiento son los deseos. Deseos que generan celos y sufrimiento porque, al no estar asentados en la realidad, viven en la inseguridad, en la descon­fianza, en el miedo a que todos los sueños se acaben, se vengan abajo.
El enamoramiento proporciona cier­ta emoción y exaltación que gusta a las personas con una inseguridad afectiva y que alimentan una sociedad y una cultura que hacen de ello un comercio. Cuando estás enamorado no te atreves a decir toda la verdad por miedo a que el otro se desilusione porque, en el fon­do, sabes que el enamoramiento sólo se alimenta de ilusiones e imágenes idealizadas.
El enamoramiento supone una ma­nipulación de la verdad y de la otra per­sona para que sienta y desee lo mismo que tú y así poder poseerla como un objeto, sin miedo a que te falle. El ena­moramiento no es más que una enfer­medad y una droga del que, por su in­seguridad, no está capacitado para amar libre y gozosamente.
La gente insegura no desea la felicidad de verdad; porque teme el riesgo de la libertad y, por ello, prefiere la dro­ga de los deseos. Con los deseos vie­nen el miedo, la ansiedad, las tensio­nes y..., por descontado, la desilusión y el sufrimiento continuos. Vas de la exaltación al desespero.
¿Cuánto dura el placer de creer que has conseguido lo que deseabas? El primer sorbo de placer es un encan­to, pero va prendido irremediable­mente al miedo a perderlo, y cuando se apoderan de ti las dudas, llega la tristeza. La misma alegría y exalta­ción de cuando llega el amigo, es pro­porcional al miedo y al dolor de cuan­do se marcha... o cuando lo esperas y no viene... ¿Vale la pena? Donde hay miedo no hay amor, y podéis es­tar bien seguros de ello.
Cuando despertamos de nuestro sue­ño y vemos la realidad tal cual es, nues­tra inseguridad termina y desaparecen los miedos, porque la realidad es y nada la cambia. Entonces puedo decirle al otro: "Como no tengo miedo a perderte, pues no eres un objeto de propiedad de nadie, entonces puedo amarte así como eres, sin deseos, sin apegos ni condiciones, sin egoísmos ni querer poseerte." Y esta forma de amar es un gozo sin límites.
¿Qué haces cuando escuchas una sinfonía? Escuchas cada nota, te delei­tas en ella y la dejas pasar, sin buscar la permanencia de ninguna de ellas, pues en su discurrir está la armonía, siempre renovada y siempre fresca. Pues, en el amor, es igual. En cuanto te agarras a la permanencia destruyes toda la belleza del amor. No hay pare­ja ni amistad que esté tan segura como la que se mantiene libre. El apego mu­tuo, el control, las promesas y el deseo, te conducen inexorablemente a los con­flictos y al sufrimiento y, de ahí, a cor­to o largo plazo, a la ruptura. Porque los lazos que se basan en los deseos son muy frágiles. Sólo es eterno lo que se basa en un amor libre. Los deseos te hacen siempre vulnerable." fragmento tomado del libro Autoliberación interior de Anthony de Mello 

domingo, 8 de septiembre de 2013

Compartir es tan maravilloso

técnica: Pintura acrílica sobre tela
medidas: 1 metro. x 1 metro
año:2013

Cuentos

El Ladrón y el monje.

OSHO

Una noche de luna llena un ladrón entro en la casa de un monje zen. Era una pequeña choza cerca de un pueblo. La puerta estaba abierta porque en la casa no había nada por lo cual la puerta tuviese que estar cerrada.
El maestro zen solo tenía una manta que usaba durante el DIA para cubrir su cuerpo y durante la noche para dormir. Estaba despierto, al costado de la ventana, mirando la luna llena elevándose. Era una noche hermosa, muy silenciosa y tranquila.
Cuando el ladrón entro aparecieron lágrimas en los ojos del maestro. Lagrimas porque no había nada en la casa. Y el pobre muchacho había venido de un pueblo lejano!!!!
Había que hacer algo de inmediato y había que hacerlo de tal manera que el ladrón no se sintiera perturbado, que no se sintiera insultado. Por el contrario debía sentirse honrado.
Prendió una pequeña vela y cubriéndose con la manta, entro detrás del ladrón.
Cuando el ladrón lo vio entrar se asusto.
El maestro dijo: ” no te asustes. De hecho he vivido en esta casa durante treinta años y he mirado en cada esquina y rincón y no hay nada, estoy inmensamente afligido. Me has honrado porque los ladrones van a la casa de los ricos, de los reyes y a los palacios.
Quien viene a nosotros los pobres???Es un gran honor para mí. Por primera vez en mi vida me siento como un hombre rico”.
El ladrón se asusto aun más ya que este hombre no parecía estar en sus cabales. Que estaba diciendo??
El maestro dijo: “solo una cosa, tendrías que hacer un contrato. No he encontrado nada en esta casa; esto esta completamente podrido. Pero puedo ayudarte, tú eres nuevo. No serás capaz de atravesar toda la casa, el sótano. Te llevare a todas partes. Pero recuerda, si se encuentra algo: 50 y 50″.
El ladrón dijo: Mi Dios, este es el dueño de la casa”, y comenzó a reírse.
El maestro también se rió y dijo: “Esta bien, si quieres un poco mas puedes tener 60; 60 y 40, porque el verdadero trabajo es tuyo, yo solo soy un guía. Pero la realidad es que no hay nada, he buscado durante treinta años. Seria una verdadera perdida de tiempo. Mi sugerencia es que la noche recién empieza, puedes encontrar la casa de algún hombre rico. Yo no tendría ninguna parte en esto, ninguna comisión. Solo tienes que aceptar una condición”.
El ladrón pregunto: ” una condición, que condición???”.
El maestro dijo:” Llevare mi manta, porque no tengo ninguna otra cosa para darte. Quizás no vuelvas más por aquí. Quien sabe lo que pasara mañana. No puedes rechazarla. Es un regalo.No la has robado, te la estoy dando”.
El maestro estaba parado, desnudo. Era una noche fría, estaba tiritando. Y el ladrón no podía imaginarse que hacer. No podía rechazarlo. El maestro zen tenia lagrimas en los ojos y dijo:” Si quieres volver, solo infórmame dos o tres días antes. Puedo mendigar, puedo reunir algo para ti. Me siento tan pobre. No puedes rechazar la manta, es toda mi posesión, te estoy dando todo lo mío”.
El ladrón quería salir de algún modo. Nunca antes se había encontrado con un hombre así. Tomo la manta y salio corriendo. Y el maestro grito:”!escucha!”. No había escuchado nunca antes una voz tan autoritaria: “! cierra la puerta! y antes de cerrar la puerta aprende un poco de modales. Te he dado un regalo y tú ni siquiera me lo has agradecido, di “gracias”, porque puedo ayudarte mas adelante.
Entonces el ladrón dijo: “gracias señor”. Cerró la puerta y corrió.
Dos años después, lo atraparon en otro robo, y en ese robo encontraron la manta con el. La manta era famosa. Todos sabían que pertenecía al maestro y durante dos años no lo habían visto con ella.
Entonces el juez dijo: ” este será un factor muy decisivo. Si el maestro puede decir que esa manta es suya y puede decir que tú la has robado, entonces no necesito de otro testigo, no necesito de otra evidencia, no necesito ningún otro argumento. Solamente daré sentencia”.
El maestro fue llamado a la corte. El juez pregunto:” conoces a este ladrón???”.
El maestro dijo: ” ladrón??? debe haber un malentendido, el es un hombre educado y de buenos modales. Cuando yo le di la manta dijo:” gracias señor”, y cerro la puerta. Es un caballero, no se debe llamar a ningún caballero “ladrón”.
El juez no sabia que hacer y el maestro le dijo: ” el no puede ser un ladrón, soy su testigo, es uno de mis viejos amigos, no nos hemos podido encontrar durante dos años”.
A causa del maestro zen que era muy respetado, el hombre fue liberado, no hubo alternativa para su liberación, fuera de la corte, se arrodillo a los pies del maestro y dijo: “! ahora voy contigo!”.
La vida entera del ladrón cambio. Se convirtió en un discípulo iluminado del maestro y toda la metamorfosis consistió en una cosa simple; el maestro lo honró en una situación donde otros lo hubieran insultado, dándole así la dignidad propia de cada hombre.

martes, 2 de julio de 2013

Ready-made Criollo


Quizás el impacto de lo nuevo ya no importe.Eso pensaba en una caminata nocturna por las calles de la ciudad de Tucumán donde se construyen muchos edificios por todos lados y me encontré con una chapa quemada con una mancha que me atrajo a primera vista pense que hace esa pintura abandonada en la calle.Todavía el olor del cabón  mezclado con la carne asada se puede presentir .Luego monte sobre la chapa varios pedazos de  marco barroco dorado  .
"Esta elección se basaba en una indiferencia visual, adecuada simultáneamente a una ausencia total de buen o mal gusto ... de hecho una anestesia complete ." 
Marcel Duchamp  

Titulo : Ready-made Criollo 
Materiales: chapa quemada por un asado realizado por albañiles en la vereda de un edificio en construcción - Marco barroco roto 
Año:2013 
Autor: Sandro Pereira

Homenaje a Frida Kahlo

«Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?», cita extraída de su diario. Frida Kahlo
escultura realizada en el 2013

domingo, 19 de mayo de 2013

Todo se fue al pingo

 Amor y Paz
 Cantante
 buscando la iluminación
 Hincha
 postura
 Fausto
 Paseo por la gran ciudad
 Suplicante
 La santa escritura

 Matthieu Ricard
 Piquetero

 SHHH
 El grito
 Desayuno campestre
 Salvavidas
 Boxeador

Paz y amor

De la seria "todo se fue al pingo",yeso policromado ,año 2013